El artista español Pedro Colombo nació en las afueras de Barcelona en 1978. Su pasión por el dibujo se remonta a su primera infancia, cuando pasó sus días recreando a los superhéroes que tanto admiraba. A los 14 años de edad, decidió convertirse en autor de cómics, y comenzó a devorar todo lo que pudo encontrar, desde Spider-Man hasta X-Men y Ghost Rider. En el camino, Colombo descubrió gradualmente el manga y los cómics europeos. Aunque se le negó la admisión a la escuela de bellas artes después de la escuela secundaria, persistió en seguir su sueño, registrándose en la Escuela Joso, el instituto de cómics más famoso de la capital española.

Allí, Colombo se reuniría con Francis Porcel (Reality Show y Folies bergère, Dargaud / Europe Comics), y aprendería las mejores formas, desde Moebius hasta Boucq y Marini. Durante un año en Angulema, mientras trabajaba en Sangre Noctámbula, una novela gráfica destinada al mercado español, Colombo conoció a Jean-David Morvan (Reality Show y Al Togo, Dargaud), con quien luego crearía Trois … et l ‘ange (Dargaud, 2005). Más recientemente, se ha asociado con el escritor español Salva Rubio para crear la poderosa y aclamada novela gráfica histórica EL fotógrafo de Mauthausen (2017).