El maestro de la crónica cotidiana de acento contracultural y humorístico, llega a Valencia con una novedad debajo del brazo, “Perdidos por el más alla”, con la que vuelve a encontrar en su biografía material para crear comedia provocadora e inteligente.

Ramón Boldú (Lleida, 1951) nació en plena comarca de Segarra y desde los cuatro años reside en Barcelona. Allá por los 70, ya nos tocó la moral durante varios años con la serie Los sexcéntricos, en la contraportada de la revista Lib, faceta de dibujante que tendría su continuación con Mario Gamma “El griego”, editado por La Cúpula.

Ya en los 90 se revela como pionero en España de los cómics autobiográficos con sus obras
Bohemio pero abstemio (La Cúpula) y Memorias de un hombre de segunda mano (Glénat), que fueron serializadas en la revista El Víbora y reeditadas en 2009 por Astiberri en un volumen integral. Su muy particular periplo vital trasladado al papel continúa con El arte de criar malvas (Astiberri, 2008), Sexo, amor y pistachos (Astiberri, 2010), y tras vérselas con la figura del poeta Miguel Hernández en La voz que no cesa (EDT, 2014 y Astiberri, 2017), realizado junto con Ramón Pereira, concluye por ahora en La vida es un tango y te piso bailando (Astiberri, 2015) y en Los sexcéntricos. De la creación al calvario (Astiberri, 2017), donde con la excusa de recuperar parte de las planchas originales de la serie se permite dar un repaso a conciencia al mundo del cómic de los últimos 40 años.